Excursión 6: Anzánigo-Jaca-Borau-Aisa-Hecho-Anso-Berdún-Anzánigo

excursion-6

Jaca

Información en esta entrada

Borau

Pasado Jaca y Castiello de Jaca, veremos un desvío a la izquierda que indica Borau al que se llega por una pequeña carretera de montaña, bonita y lenta. Es un pueblo muy pintoresco. En lo alto, la iglesia parroquial se muestra como un excepcional mirador. Tiene ábside poligonal y torre cuadrada de dos cuerpos. Destaca el Santuario de San Adrián, que data de la Alta Edad Media. Continuando hasta el siguiente valle, llegaremos a

Aisa

Es la capital del valle del mismo nombre, al cual pertenece la estación invernal de Candanchu. El pico de la garganta de Aisa se encuentra a 2.570 m. El acceso a la impresionante garganta se efectua por una pista forestal hasta desembocar en el Rigüello, un bello lugar . Cerca de Aisa, se encuentra la ermita de San Adrián de Sasabe, que merece la pena visitar. Saliendo de Aisa, a menos de un km. Hay un desvío a la izquierda que nos llevará al valle contigüo.

Jasa

as casas se agrupan formando un conjunto típico, estructurado en una calle principal ancha y empedrada que une las dos plazas. La Iglesia parroquial está dedicada a Nuestra Señora de la Asunción, obra del gótico aragonés del S. XVI. Casi enfrente, al otro lado del río, está.

Aragües del Puerto

La sierra del Maito y el Cucurruzuelo, dan escolta al valle, hasta cerrarse, al final por la importante sierra de Bernera. Hubo un incendio que destruyó parte de la antigua villa. La actual data de finales del S. XVII. Aragü.s conserva un baile ancestral llamado el “Palatiau”. Tomamos la carretera hacia el sur, atravesamos una garganta y llegaremos a una excelente carretera, en dirección a Hecho, aunque antes de llegar, a la derecha encontraremos la salida hacia

Urdues

Además de ver el angosto comienzo de la carretera de entrada, no dejéis de entrar a ver la escultura de un oso hecha en un grueso tronco de árbol, que está situada al lado de la puerta de una casa, detrás de la iglesia. Impresionante. Volvemos a la carretera principal hasta llegar a

Hecho

Es un pueblo museo, pues conserva lo mejor de su arquitectura civil, con edificios singulares y abundancia de rincones pintorescos. Su iglesia parroquial de San Martín, es de origen románico del S. XII, renovada en 1.808 a causa de un incendio. El ayuntamiento guarda una importante colección de trajes chesos, como patrimonio cultural de la villa. Camino de Siresa, se encuentra el grandioso museo de escultura al aire libre, resultado del Simposio de Hecho, creado en 1.967 por Pedro Tramullas. Continuando hacia el norte, muy cerca nos encontraremos con

Siresa

Población situada a 2 Km., más al norte de Hecho, y aunque pertenece a este Ayuntamiento, tiene vida presencia e historia propia. Es un bonito pueblo, situado en la ladera y que ofrece un hermoso conjunto de viviendas, que ha conservado la construcción tradicional. Pero sin ningún lugar a lugar a dudas, lo más importante de esta aldea es el monasterio de S. Pedro de Siresa, monumental construcción de un románico muy particular, que con su majestuosidad rompe el incomparable marco natural donde se encuentra. Seguimos hacia el norte, entrando en el desfiladero del río Aragón Subordán, llegando enseguida a “La Boca del Infierno”, un sitio espectacular, que dejaremos atrás, para llegar a

Selva De Oza

Rodeada de macizos rocosos y encrespados, reúne una amplia gama polícroma de recursos naturales que constituyen la base económica del valle, que es de gran atractivo paisajístico. Hay abundantes vestigios de civilizaciones megalíticas, destacando los restos de una vía romana, que también fue utilizada como camino de peregrinación a Santiago de Compostela. Descendemos y al salir de Hecho, tomamos una carretera recién renovada que nos lleva al lado de

Anso

El valle de Ansó, junto con el de Hecho, fue cuna del Condado de Aragón, en el S. IX. La arquitectura ansotana, reúne características especiales. Los grandes portalones de piedra, sirven de sostén a las balconadas de madera y sobre los tejados la típica chimenea montañesa. Merece la pena visitar el museo del traje ansotano, que llega a ser un museo vivo, con la popular fiesta de exaltación del traje, que se celebra a finales de agosto. También existe un museo etnológico en las dependencias parroquiales. Saliendo de Ansó hacia el norte, por la carretera que sigue el cauce del río Veral, se llega a

Zuriza

Es la parte alta del valle de Ansó y cuenta con grandes llanos y praderas, con estupendos y silenciosos recodos y empinadas laderas. Desde allí se puede contemplar un hermoso paisaje: el estrecho de Linza. Descendemos, pasamos Ansó y llegamos al cruce de Hecho, pero continuamos recto, paraa atravesar el tunel del tiempo y del S.XXI, en un momento llegamos a los años 50, o al menos a la carretera que tenían entonces. Carretera estrecha, sin rectas, solo curvas, asfalto grueso, sin tráfico, paisaje precioso, que nos llevará, tras pasar la Foz de Biniés (pararos a hacer unas fotos), a

Berdun

Es un pueblo medieval, que se asienta en la cima de una colina desde la que domina, vigilante, el valle del Aragón desde las cercanías de Jaca hasta la presa de Yesa donde comienza Navarra. Fue una antigua fortaleza amurallada, pero el castillo desapareció. La iglesia es gótica. Tiene una escuela internacional de arte, que goza de sólida reputación.